Asamblea Invernal

Durante el día 30 de Agosto, en dependencias de la Universidad de la Frontera (Pucón), se celebró la asamblea invernal de la Asociación Nacional de Guías de Montaña de Chile.

El saludo inicial se realizó por parte de su presidente y guía-instructor UIAGM, Nicolás Palma Meyer, quien manifestó la importancia del crecimiento que ha tenido el ente gremial, pues se contó con representantes de la región de Antofagasta hasta la Región de Aysén. Lo cual es sinónimo de la credibilidad del trabajo realizado así como la necesidad de organizarse en miras de lograr que el ejercicio de guía de montaña en Chile sea reconocido como una profesión, por ende, este debidamente regulada así como sea la ANGM Chile la organización que aglutine y represente a estos mismos ante los organismos públicos-estatales.

La asamblea se desarrolló con normalidad, dando cuenta tanto de tópicos administrativos propios de la Asociación, particularmente, del desarrollo exitoso del Módulo Fundamental e Invernal de la Escuela Nacional de Guías de Montaña, cuya responsabilidad recae en el director técnico, guía-instructor UIAGM, Eduardo Rojas. Quien manifestó “el proceso se ha gestado por el anhelo de profesionalizar nuestro trabajo (…) era una tarea pendiente para Chile y nuestra entidad ha tomado la responsabilidad de liderar este enorme desafío, en miras de lograr de manera positiva nuestra candidatura y posterior aprobación como miembros oficiales de la Unión Internacional de Asociaciones de Guías de Montaña” En ese sentido, Rojas, detallo el calendario de las próximas convocatorias, tanto para finalizar el proceso de formación de Guías ANGM así como de quienes aspiren a convertirse en la primera generación de Guías-Instructores UIAGM formados en territorio nacional.

Finalmente, Palma Meyer, relevo la importancia de los acercamientos con la Universidad de la Frontera, en pos de configurar una alianza estratégica que resuelva de manera creativa los desafíos futuros, es decir, que Chile cuente con guías de montaña que sean formados bajo estándares internacionales, avalados por la UIAGM, así como exista un respaldo de una entidad educativa reconocida de manera oficial por el Ministerio de Educación en nuestro País.